Remolacha y Caña modificadas genéticamente. Resistencia del consumidor y posibles consecuencias en el mercado
Extracto tomado de: La Organización Internacional del Azúcar (Mecas (99)19; Comité de Evaluación del Mercado, Consumo y Estadística/1999.


INTRODUCCIÓN

La tecnología de la ingeniería genética, defendida por grandes compañías multinacionales de EE.UU. y Europa, ha conducido al lanzamiento comercial de cultivos modificados genéticamente desde mediados de los 90. Los más conocidos son las variedades de maíz y soya resistentes a los herbicidas y pesticidas, también se han llevado a cabo otras variedades transgénicas de semillas oleaginosas y algodón, así como papas.

Variedades comerciales transgénicas de remolacha azucarera son ahora una realidad después de años de cultivos de prueba. En el año 1999 se comercializó en EE.UU. por primera vez variedades transgénicas de remolacha. En Europa, la remolacha transgénica no ha sido aprobada para su uso comercial. Varios países productores y exportadores de azúcar de caña han adoptado tecnología de transferencia genética a distintos niveles.

El debate entre los consumidores sobre los cultivos transgénicos, incluyen al azúcar. La controversia originada en Europa ha llegado a afectar a EE.UU., Brasil y Japón, entre otros. El debate sobre la modificación genética está causando ansiedad entre las industrias azucareras que quieren introducir variedades transgénicas de remolacha y caña.

ESTADO DE LA INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO DE LA REMOLACHA Y DE LA CAÑA MG

Existen métodos disponibles para permitir la inserción de nuevos genes la remolacha y de la caña azucareras, seguido por la regeneración de plantas modificadas genéticamente.

Se está trabajan do en las siguientes áreas:

1. Genes para la resistencia a los insectos, o genes para azúcares con el valor añadido.

2. La inacción de genes de lignificación que resulta en un excesivo contenido en fibra.

3. Producir variedadess comerciales de rendimiento más alto que no florecen. Al mismo tiempo que se mantienen versiones con una buena estimulación de la floración como progenitores de elite.

4. La prueba directa de hipótesis sobre factores genéticos que limitan el rendimiento (por ejemplo, la fotosíntesis versus transporte del azúcar versus capacidad de almacenamiento versus removilización como factores que limitan la acumulación de azúcar).

5. La alteración específica de genes existentes con el fin de modificar pautas de expresión o productos (por ejemplo, la alteración de las propiedades de los enzimas para un incremento de la síntesis de la sacarosa, o la alteración de las pautas de expresión para una reducida removilización fuera de tejidos de almacenamiento).

En el caso de la caña de azúcar, el proceso de producción de plantas transgénicas está bien establecido, el obstáculo se presenta en el costo y el tiempo requeridos para evaluar los resultados de la planta para el desarrollo del cultivo transformado.

Las características para la mejora de los cultivos de remolacha y caña (así como de otros cultivos), se divide en dos grupos: características agronómicas (insumos), que afectan los insumos de los cultivos, como los costos relacionados con el control de ciertos agentes patógenos y plagas; y características de calidad (producción), como la obtención de productos de mayor valor, creados por la planta modificada genéticamente.

CARACTERÍSTICAS DE LOS INSUMOS

Durante el año 1999 salieron al mercado estadounidense, por primera vez, algunas variedades de remolacha resistentes a dos herbicidas claves. En la Unión Europea se retrasó la aprobación de su lanzamiento debido a diferencias en la interpretación de las condiciones, de la Directiva entre los estados miembros.

En el Reino Unido, en el centro de investigación de remolacha azucarera más grande de Europa, varios científicos están evaluando los riesgos medioambientales y para la salud, que podría ocasionar la remolacha modificada genéticamente, por empresas internacionales de mejora genética de plantas. La remolacha azucarera modificada genéticamente no tiene permiso para su utilización alimentaria en el Reino Unido, es ilegal cultivarla con fines comerciales; por lo que se destruyen las plantas experimentales. La sociedad British Sugar tiene sus propios procedimientos de supervisión para asegurarse de que las plantas cultivadas en esta circunstancias, son finalmente destruidas.

Con respecto a la caña de azúcar, las primeras transformaciones genéticas son las variedades transformadas que sobrevivieran a dosis de herbicidas que en otras circunstancias serían letales. Otras características adicionales de la transformación genética incluyen la resistencia a varios agentes patógenos y plagas de la caña.

En Australia no se produce todavía azúcar crudo a partir de caña manipulada genéticamente. Se han llevado ha cabo investigaciones en la Universidad de Queensland centradas en la resistencia genética al bronceado de las hojas. Igualmente se llevan a cabo pruebas experimentales de la caña de azúcar transgénica en Brasil.

CARACTERÍSTICAS DE LA PRODUCCIÓN

Hasta la presente fecha, la caña se ha manipulado con el fin de producir nuevas proteínas que proporcionan resistencia a enfermedades. En el futuro se puede explotar la manipulación de la caña para la elaboración de productos de interés en los mercados farmacéuticos.

En los Países Bajos algunos científicos han cosechado un terreno de prueba de remolacha modificada para producir fructano, un tipo de azúcar dulce pero indigerible, en lugar de sacarosa.

En cuanto al azúcar, las investigaciones sostienen las expectativas generales de que el éxito comercial de la remolacha o la caña transgénicas dependerá de su rentabilidad en comparación con las mejores variedades producidas en la actualidad por técnicas de mejora genética de plantas convencionales.

EL MERCADO GLOBAL DE TECNOLOGÍA DE GENES

Los grandes productores y exportadores de azúcar (y de otros productos agrícolas) han continuado con programas de ingeniería genética a título propio, debido al dominio de las multinacionales en las patentes, comercialización y venta de materiales genéticos y de tecnologías genéticas.

Este dominio del mercado dificulta que empresas independientes o más pequeñas puedan desarrollar nuevas variedades obteniendo una licencia para utilizar una tecnología genética particular. En algunos países se están desarrollando sistemas para intercambiar licencias por beneficio comerciales mutuos entre sus instituciones privadas o públicas y grandes compañías multinacionales.

CONCLUSIONES

El desarrollo de caña transgénica ha sido una tarea más ardua técnicamente hablando, pero podría estar lista para comercializarse en los próximos años. Los sectores azucareros de varios países consideran a las variedades transgénicas de remolacha y caña como imprescindibles para mantener la competitividad internacional, al mejorar la resistencia a las enfermedades, la productividad y la calidad. No obstante esta opinión puede cambiar, por la reacción de los consumidores.