Arroz transgénico ilegal contamina campos y comida de China

Enviado por; Areli Carreon - Greenpeace - Boletín 0539 / 13 de abril de 2005

Es el segundo caso de contaminación genética en un centro de origen, después del caso del maíz en México

Beijing, China.- Greenpeace descubrió la venta y siembra ilegal de arroz transgénico no aprobado para el consumo humano en la provincia china de Hubei. Este es el segundo caso de contaminación genética en el centro de origen y diversidad de un cultivo estratégico para la seguridad alimentaria mundial, pues el primero es México con la contaminación del maíz.

Entrevistas con comercializadores de semillas y agricultores de Hubei demostraron que las semillas de arroz transgénico se han vendido en esa región desde hace por lo menos dos años. Por esta razón, Greenpeace tomó muestras de arroz molido y en grano de compañías semilleras, campesinos y molinos y la envió a analizar al laboratorio internacional Gene Scan, el cual confirmó la presencia de ADN transgénico en 19 muestras.

"La industria transgénica está fuera de control. Un grupo de científicos sin escrúpulos tomó en sus manos el alimento básico más importante del mundo y está forzando a la población china a ser parte de un experimento
totalmente inaceptable", dijo Sze Pang Cheung, coordinador de la campaña de transgénicos de Greenpeace China.

Tanto la evidencia del laboratorio como los reportes de campo confirman que algunas de las variedades ilegales encontradas corresponden al arroz Bt -genéticamente manipulado para producir insecticida-. Greenpeace estima que de 950 a 1200 toneladas de arroz transgénico entraron a la cadena alimenticia después de la cosecha del año pasado, y que hasta 13,500 toneladas podrían entrar en la cadena alimenticia este año si no se toman acciones urgentes.

"Llamamos al gobierno chino a tomar acciones urgentes para retirar este arroz transgénico de los campos y de la cadena alimenticia, y a investigar inmediatamente quién es responsable de dicha contaminación", afirmó Pang.

De acuerdo con Janet Cotter, asesora científica de Greenpeace Internacional, esta situación amerita una acción gubernamental inmediata: "Hay fuertes signos de alerta sobre la posibilidad de que este arroz Bt
pueda provocar reacciones alérgicas en humanos. Se ha demostrado que la proteína producida en el arroz Bt (llamada Cry1Ac) puede haber inducido respuestas alérgicas en ratones (1). Hasta la fecha no se han hecho pruebas de seguridad para el consumo humano para el arroz Bt".

China es el mayor productor (con 21 por ciento de la producción total del planeta) y consumidor de arroz en el mundo, por lo que el escándalo de la contaminación del arroz en ese país puede tener un impacto significativo en los mercados y el comercio, particularmente en naciones como Japón, Corea, Rusia y Europa, en donde el rechazo de los consumidores hacia los transgénicos es muy alto. Un caso similar en Estados Unidos en 2001 provocó el retiro del producto del mercado por un valor de mil millones de dólares debido a las potenciales reacciones alérgicas que podría ocasionar el maíz transgénico Starlink, no apto para el consumo humano y que ilegalmente se introdujo en la cadena de alimentación humana.

"China es el segundo país centro de origen de un cultivo que se contamina con transgénicos, después de México, donde se presentó la contaminación transgénica del maíz", dijo María Colín, asesora legal de la campaña de ingeniería genética de Greenpeace México. "En México a cuatro años de la contaminación, el gobierno no ha podido explicar cómo, por qué y quienes son responsables de este hecho y no ha establecido mecanismos para evitar que se siga expandiendo. México continúa importando anualmente 6 millones
de toneladas de maíz de Estados Unidos de las cuales 40 por ciento corresponden a variedades transgénicas".

"Esto debe preocupar a los consumidores mexicanos pues además de comer involuntaria y forzosamente transgénicos en el maíz, la inevitable contaminación de arroz proveniente de Asia estará en nuestros alimentos si las autoridades mexicanas persisten en su irresponsabilidad de permitir importaciones de granos transgénicos sin ningún control", dijo Areli Carreón, coordinadora de la campaña de consumidores de Greenpeace.

China está considerando aprobar la comercialización de arroz transgénico en este año. La contaminación cuestiona la improbable regulación gubernamental sobre los transgénicos: "Si el gobierno no ha podido controlar a este arroz transgénico en su etapa experimental, ¿cómo va a ser capaz de regular y controlar su comercialización a gran escala?" finalizó Sze.

Notas:
1. Moreno-Fierros, L., García, N., Gutiérrez, R.,
López-Revilla, R. & Vázquez-Padrón, R.I.2000. Intranasal, rectal and
intraperitoneal immunization with protoxin Cry1Ac from Bacillus
thuringiensis induces compartmentalized serum, intestinal, vaginal and
pulmonary immune responses in Balb/c mice. Microbes and Infectection 2:
885-890 and references therein.

Más información con Cecilia Navarro en los teléfonos 5530-2165 ext. 220 y
04455 5172 9869 o en <http://www.greenpeace.org.mx/>www.greenpeace.org.mx.
Video e imágenes del arroz transgénico disponibles
en: <http://photos.greenpeace.org.au/>http://photos.greenpeace.org.au

______________________________________________________________________