Microorganismos Eficientes, ¿fórmula mágica?

En Uruguay, la tecnología de los microorganismos eficientes (ME) fue introducida en el 2003, por la Organización Japonesa OISCA International (Organización para el Progreso Industrial, Espiritual y Cultural por sus siglas en inglés) (1), la cual trabaja en conjunto con el LATU (Laboratorio Tecnológico del Uruguay), donde se encuentra localizada. El proyecto OISCA Uruguay es financiado por la Fundación Japón a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y es apoyado por la Embajada de Japón en Uruguay, para promover el uso de ME en el país.

Durante el periodo 2008-2009, en el marco del Proyecto “Reducción de Pobreza y Mejora de las Condiciones Higiénicas de los Hogares de la Población Rural de Menores Recursos” de OISCA - Uruguay, se realizaron demostraciones de manejo de tecnología ME para usos sanitarios y productivos en 5 puntos del país. (3)

En Montevideo, se estableció una alianza entre OISCA Uruguay y Fundación Zonamérica para implementar dicho proyecto en los alrededores del Parque de Negocios y Tecnología Zonamérica (noreste del departamento de Montevideo y zonas cercanas de Canelones), zona de trabajo de la Fundación en el campo de desarrollo social, económico y medioambiental.

La experiencia se inicia con los barrios 24 de Junio (Camino Repetto y Ruta 8 Km 16) y COVIPRO (Ruta 8 Km 18,800), y la Asociación Bañados de Carrasco Montevideo Rural. Luego se irá extendiendo paulatinamente a más interesados. (3)

¿Qué son los Microorganismos Eficientes?

La Tecnología de los Microorganismos Eficientes, fue desarrollada por Teruo Higa, profesor de horticultura de la Universidad de Ryukyus en Okinawa, Japón. A comienzos de los años sesenta, el Profesor Higa comenzó la búsqueda de una alternativa que reemplazara los fertilizantes y plaguicidas sintéticos (8) y en los últimos años ha incursionado en su uso en procesos de compostaje, tratamiento de aguas residuales, ganadería y para el uso en la limpieza del hogar.

Estudiando las funciones individuales de diferentes microorganismos, Higa encontró que el éxito de su efecto potenciador estaba en su mezcla; por esto se dice que los microorganismos eficientes (ME) trabajan en sinergia, ya que la suma de los tres tiene mayor efecto que cada uno por separado (6). Los ME están compuesto por bacterias fotosintéticas o fototrópicas (Rhodopseudomonas spp), bacterias ácido lácticas (Lactobacillus spp) y levaduras (Saccharomyces spp). (7)

Bacterias fotosintéticas o fototrópicas: (Rhodopseudomonas spp)

Estas bacterias se caracterizan por ser fotótrofas, es decir, que producen energía usando luz, proceso similar que realizan las plantas con la fotosíntesis. Son productoras de enzimas capaces de degradar compuestos orgánicos e inorgánicos. Estas son bacterias que sintetizan sustancias útiles a partir de secreciones de raíces, materia orgánica y gases dañinos, usando la luz solar y el calor como fuentes de energía. Las sustancias sintetizadas comprenden aminoácidos, ácidos nucleicos, sustancias bioactivas y azúcares. Estos metabolitos son absorbidos directamente por ellas, y actúan también como sustrato para incrementar la población de otros microorganismos eficientes. (2)

Bacterias ácido lácticas (Lactobacillus spp)

Estas bacterias producen ácido láctico a partir de azúcares y otros carbohidratos sintetizados por bacterias fototróficas y levaduras. El ácido láctico es un fuerte esterilizador, que suprime microorganismos patógenos e incrementa la rápida descomposición de materia orgánica. Las bacterias ácido lácticas aumentan la fragmentación de los componentes de la materia orgánica, tales como la lignina y la celulosa. (2)

Levaduras (Saccharomyces spp).

Las sustancias bioactivas, como hormonas y enzimas, producidas por las levaduras, promueven la división celular activa. Sus secreciones son sustratos útiles para otros microorganismos eficientes como bacterias ácido lácticas y actinomicetos (bacterias que ayudan a descomponer la materia orgánica transformándola en humus, liberando nutrientes) (2)

El conjunto de estos microorganismos generan su propio alimento para crecer, y a su vez liberan sustancias que pueden ser beneficiosas para los cultivos.

Para que esta tecnología esté lista para su aplicación, es necesario realizar un procedimiento llamado Activación de los Microorganismos Eficientes.

En Uruguay existen tres plantas de activación: Jackson Ville (Montevideo), Egaña (Soriano) y Bella Unión (Artigas). En Egaña se encuentra el laboratorio, dónde se llevaron las cepas de los microorganismos, de origen japonés; allí se asegura la obtención de ME para luego distribuirlos a las plantas de activación Jackson Ville y Bella Unión.

Es importante aclarar que los ME no son compatibles con cloro, desinfectantes, sulfato de cobre, oxidantes y agroquímicos (funguicidas y bactericidas) (4).

Distribución de ME a la población uruguaya

Durante los años 2008-2009 los ME se suministraron gratuitamente en Soriano, Treinta y Tres, Bella Unión y parte de Canelones y Montevideo. (3)

En Montevideo los ME se distribuyeron en tres puntos: Barrio 24 de junio (Camino Repetto y ruta 8 km 16); Barrio Covipro (Ruta 8 km 18,800) y Zona Bañados de Carrasco Montevideo Rural. Se entregaron a productores comerciales, en tambos, avícolas, agricultura, horticultura y apiarios, a través de “productores líderes”, productores que se encargaban de distribuir el producto entre el resto de los productores de su localidad.

En la zona de los Bañados de Carrasco los ME fueron distribuidos por medio de la ONG Asociación Bañados de Carrasco (ABC Rural), que levantaba el producto en Zona América y luego repartía a los productores de la zona. Según datos de un productor del lugar, se donó ME a 41 productores, durante el período de un año, y fueron aproximadamente 250 litros.

Principalmente se utilizó ME en esta zona en plantines en invernáculos (viveros) y para uso doméstico: en cocina, baño, desagües de lavadero y pozo negro o cámara séptica.

El proyecto, que contó con la distribución gratuita de los ME, finalizó en el 2009. Sin embargo, ahora se puede adquirir ME a $40 pesos uruguayos el litro en Zona América.

Se realizó una consulta en la zona de Bañados de Carrasco a pobladores que hicieron uso de los ME otorgados por ABC, para saber si estos seguían siendo usados. Solo una persona respondió positivamente, resultando ser éste un productor de la zona de Punta Rieles.

En la entrevista realizada, el productor dice que ha utilizado los ME en invernáculo desde hace 2 años y que los aplica en algunos casos activado, primero a la tierra antes de plantar, y a las semillas. Después de plantados “cura” dos veces por semana, con un 2% de ME y el resto con agua. Y realiza ferti-riego con 0,5% de ME.

En otros casos aplica un insecticida a la semilla, antes de sembrarle, y después continúa “curando” y regando con ME. En todos los invernáculos aplica también ME que actúa como repelente de insectos.

El productor entrevistado, utiliza 100 litros en total de este producto por mes, que tiene un costo de $40 el litro, o sea $4.000 pesos uruguayos. Al ser consultado sobre gastos – ahorros, dice que con los ME gasta más que el aplicar solo agroquímicos. Sin embargo, para este productor la supuesta ganancia estaría en la aplicación de los ME, fundamentada en que no es él que los aplica, sino un trabajador, liberándolo de una tarea más a cumplir en su predio. Esto implica que tiene que pagar una persona para que realice la tarea; como resultado gasta más dinero.

No solo en la agricultura se utilizan ME

En el barrio Covipro, de Montevideo se entregó ME a cerca de 100 familias; una botella de litro y medio por casa por mes. Esta distribución estaba destinada para aplicar en el baño, y en el desagüe de las piletas de cocina, con el objetivo de liberar los malos olores y en tuberías y pozos negros para disminuir la contaminación del agua. (3)

Otras personas de otros barrios también lo utilizan en su casa, en el lavatorio y pozo negro, para evitar malos olores.

Y también en la salud

Se tiene conocimiento de que algunos usuarios de este producto lo utilizan con fines “medicinales”. Si se encuentran mal de la garganta, hacen gárgaras con ME activado puro, y también lo ingieren.

Según se sabe, existe un producto de los ME para consumo humano, pero el mismo no ha sido importado a Uruguay. Si bien formalmente no se recomienda su ingesta, se ha alentado su consumo por sus promotores, atribuyéndole beneficios para la salud humana.

Cabe enfatizar que el ME no está registrado en Salud Pública.

ME en Bella Unión

A través de contactos con el Ing. Agr. Daniel Macías, instructor nacional de la tecnología ME se pudo recabar que:

- En Bella Unión a partir del año 2005 se aplicó ME en distintos cultivos hortícolas bajo invernáculo: tomate, pimiento, zapallito, chaucha, zucchini, pepino, melón y berenjena. Se aplicó pulverizando las hojas y también mediante riego por goteo.

- Aproximadamente 70 de 96 productores utilizan ME para su producción. Con la aplicación de ME y otras prácticas de control biológico (Trichoderma, Beuveria, Metarhizium, aceite de Neem, etc.) que se realizan, se logró reducir en 54% el uso de agrotóxicos en los invernáculos.

- La disminución en el uso de fungicidas aumentó la población de hongos que controlan insectos, lo que colaboró con la disminución de insectos plagas, tales como la mosca blanca Trialeurodes vaporariorum, Bemisia tabaci.

- Los otros tipos de control natural como Trichoderma lo utilizan un 22 % de los productores y lo aplican más que nada al trasplante. El aceite de neem un 26 %, y cuando hay ataque de pulgones y los otros agentes de control son mucho menos usados.

- Lo que se recomienda a los productores en esta transición hacia una agricultura más natural es: aplicar ME como preventivo y si se dan condiciones que predisponen el riesgo del cultivo, como alta humedad relativa y temperatura y aparece un brote de enfermedad, ahí aplicar un fungicida y luego continuar con el ME. Con los insectos ocurre algo similar. “Ahora son aplicaciones puntuales las de agrotóxicos, que con el tiempo se irán sustituyendo con otras estrategias de control biológico o con productos naturales”.

Consideraciones generales. Parece mágica pero…

- Uno de los usos donde más se están promocionando los ME es en la agricultura. Sin embargo se recomienda tener en cuenta que cuando se manejan productos o insumos sintéticos como funguicidas y bactericidas, situación que ocurre con gran frecuencia entre los productores que hacen uso de los ME, se aconseja dejar al menos una semana entre la aplicación de los agrotóxicos y los ME, ya que estos últimos podrían ser afectados fácilmente por sustancias activas como los funguicidas y bactericidas. (9)

- De los comentarios realizados por productores que han utilizado ME en relación a la disminución de plagas en los cultivos, no queda del todo claro si esto se debe a la suma de alternativas de controles biológicos aplicadas en los cultivos, o a la disminución de aplicación de agrotóxicos o al uso de los ME. Lo descrito anteriormente da lugar a un ciclo que es beneficioso para los cultivos y que tal vez muy poco tiene que ver con los ME.

- Las cepas de los Microorganismos Efectivos, no son nativas de Uruguay, sino que son cepas de origen japonés. Quiere decir esto que se están introduciendo grandes cantidades de microorganismos que no son de nuestro país y que no se ha estudiado cómo pueden afectar a nuestros microorganismos que de modo natural viven en los suelos y a los que ya desde hace años se aplican por parte del ser humano para mejoras en la producción, como por ejemplo Rhizobium y Azotobacter (bacterias promotoras del crecimiento vegetal). (10)

- Estos microorganismos están siendo liberados desde el año 2003 y de modo más intenso desde el año 2008 en la tierra, aguas, para consumo de ganado, sin contar con evaluación y tampoco aprobación del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ministerio de Salud Pública o Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, por lo que se desconocen totalmente los posibles impactos tanto al medio ambiente como en la salud de la población.

- Con el objetivo de usar esta tecnología en el tratamiento de las aguas residuales de Bogotá, el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de los Andes, Colombia realizó un estudio fisicoquímico y microbiológico del producto comercializado. Se encontró la falta absoluta de los microorganismos fotosintéticos, con lo cual el producto no puede dar buenos resultados, ya que se rompe con la teoría de la sinergia de los tres microorganismos. (5) Esto lo que demuestra es que los ME son poco útiles fuera de su nicho ecológico o poco útiles en condiciones adversas.


- La esperanza de usar un producto natural “ME”, para disminuir las aplicaciones de agrotóxicos, sustancias reconocidas como altamente tóxicas para el ambiente y la salud de gente, se encuentra con más incógnitas, y con la posibilidad de incurrir en mayores riesgos. No hay estudios en Uruguay hasta el momento de cómo puede afectar la liberación de estos microorganismos sobre el funcionamiento general de nuestros ecosistemas, y la salud humana. Y más aún, se está apostando trabajo y recursos a algo de muy poca eficacia.

- Los ME han sido patentados y provienen de la misma organización (EM Research Organization Inc. - EMRO™), que los distribuye a países del sur como el nuestro. El hecho de que esta organización haya distribuido los ME por varios años gratuitamente con ayuda del BID y que posteriormente se vendan, hace pensar que su introducción no tuvo como objetivo la “Reducción de Pobreza y Mejora de las Condiciones Higiénicas de los Hogares de la Población Rural de Menores Recursos” como se planteó al momento de su introducción, sino la creación de un mercado para su posterior venta.

¿Micoorganismos eficientes o ineficientes?

Los micoorganismos existen en todos los ecosistemas, y los microoganismos eficientes, (mezclas de bacterias y levaduras) puede ser una alternativa a productores que apuestan a una producción más ecológica de cultivar alimentos.

Los “ME patentados” traídos de Japón, han entrado como fórmula mágica para la agricultura y otras tareas. Sin embargo, el tema no ha sido evaluado por ningún organismos del estado en cuanto a sus impactos o supuestos beneficios. El rol del estado debería al menos ser el dudar sobre un tema sobre el que tan poco se sabe, y que además entró como “La” solución a problemas de contaminación y ayuda a la producción agrícola, con los más necesitados, por lo tanto con los más vulnerables.

Los usuarios de los microorganismo eficientes en la agricultura y en otras actividades han recurrido a una sustitución de insumos y de esta manera los ME se han convertido en una tecnología “ineficiente”, en vez de “eficiente”, ya que no los libera del mercado, sino que, por el contrario, los vuelve más dependientes del mismo. Como resultado de esta nueva tecnología, la industria gana nuevamente, y el agricultor depende de un nuevo producto.

Hay experiencias en el uso de microorganismos y lombrices que le permite al agricultor ser el gestor de sus “propias biotecnologías” sin depender de marcas registradas ni microorganismos exóticos.

Colaboración de Eliana Arismendi, Fabían Pacheco y María Isabel Cárcamo para RAPAL Uruguay
Noviembre 2010

Fuentes consultadas:
1.- http://www.oisca.org/e/index.htm
2.- Ecorgánicas Medellín - Microorganismos del EM
3.- www.zonamerica.org/em/montevideo.htm
4.- http://www.em-la.com
5.- http://aia.uniandes.edu.co/Documentos/ARTICULO%20EM%20_Manuel%20R..pdf
6.- www.ecotecnologias.com.ve
7.- http://www.inia.org.uy/publicaciones/documentos/ad/ad_497.pdf
8.- http://www.planagro.com.uy/publicaciones/revista/R129/R_129_52.pdf
9 - http://webcache.googleusercontent.com/search...
10.- http://www.fagro.edu.uy/
11.- Evaluación de la eficacia de la aplicación de inóculos microbiales y de Eissenia fétida en el proceso e compostaje domésticos de desechos urbanos