ANIVERSARIO DEL ROUNDUP ®

¡Que los cumpla feliz, que los cumpla feliz...!

El Roundup está cumpliendo 30 años de uso en la agricultura, pero antes de festejar es bueno saber que nació mucho antes que esto, y bien lejos de los cultivos.

El fosfonil metil glicina: COOH-CH2-NH-CH2-PO3H2, que se debe formular como isopropenol, alcohol isopropílico o isopropi-lamina, es quien verdaderamente cumple años, y un análisis del ADN del Roundup permitiría descubrir su origen, pero él no acepta que se le tome una muestra de tejido celular para su análisis. En realidad, el Roundup es hijo bastardo de un contrato firmado por empresas alemanas con el Ejército de Estados Unidos para investigar y producir un arma química binaria con actividad biológica. Los hijos de la guerra no tienen derecho a la paternidad.

Desde la guerra de Vietnam y después de Sadam Hussein, cualquiera cree saber qué es un arma química, pero ¿qué diablos es realmente un arma binaria?

Después de que Fritz Haber desarrollara los gases tóxicos como arma química y se aplicaran con “éxito” en la Primera Guerra Mundial, se percibió que durante su transporte, almacenamiento y utilización se corrían serios riesgos de sufrir un ataque enemigo, y en ese caso podía causar graves daños en las propias filas.

Cuando llegó la Segunda Guerra Mundial los nazis comenzaron a desarrollar las armas binarias, esto es, compuestas por dos elementos que por separado serían inocuos, pero juntos se volverían letales. Algunos científicos alemanes desarrollaron muchas investigaciones sobre armas binarias en los campos de exterminio.

Después de la Segunda Guerra se firmaron numerosos contratos entre empresas alemanas y los ejércitos aliados para desarrollar armas binarias, con la finalidad de “atender” el escenario de guerra europeo (Big Eye). Como suele ocurrir, algunos de esos proyectos fueron pirateados por empresas de poca tradición en el ramo químico, pero mucho más importantes en el bélico.

Según datos oficiales divulgados por el Partido Comunista de la entonces República Democrática Alemana, uno de los más importantes binarios fue sintetizado por Bayer actuando bajo contrato del Ejército de Estados Unidos; esta arma recibió el nombre de VX2. Su fórmula es una variante del Sarín Binario (Fosfonil metil Di-Fluor e Isopropenol como iniciador).

Esta reacción química fue utilizada por la secta “Verdad Suprema” en el metro de Tokio, causando centenares de víctimas directas, mientras que 12 mil personas deberán permanecer bajo control epidemiológico y con acompañamiento sanitario durante diez años.

El VX2 proporcionó un máximo de acción biológica no detectable, mientras que el simple VX es un poderosísimo inhibidor de la colinesterasa. El Roundup no está considerado inhibidor de la colinesterasa, pero es tan eficaz impidiendo las sinapsis entre las células nerviosas que llega a quemar las neuronas, lo que obliga a los médicos toxicólogos a practicar la atropinización, un procedimiento poco conocido fuera de Estados Unidos. En California más del 38% de todas las intoxicaciones de agricultores (braceros chicanos) son provocadas por el Roundup, difíciles de tratar neurológicamente e imposibles de curar.

El regalo de cumpleaños que recibe el Roundup esta vez es su reconocimiento como “disruptor endocrino”, o dicho de otra manera, es capaz de provocar alteraciones hormonales en los seres vivos. Si usted nunca escuchó hablar de esto, entonces entre en internet y busque "endocrine disruption".

Antes de la Ronda Uruguay ese reconocimiento era la peor amenaza que podía recibir un agrotóxico, pero ahora este concepto no impide su registro legal y su utilización masiva.

El Roundup es acusado por agricultores brasileños de provocar mayores ataques de CVC, amarillito o Xilella, a través de la quelación de micronutrientes y de elementos importantes para la formación de la inmunidad y para impedir la acción de las fototoxinas de la bacteria.

Además de esta preocupación con las enfermedades en las plantas, su uso también tiene un impacto sanitario ya que elimina alimentos básicos para los ratones de campo obligándolos a emigrar hacia las zonas más urbanizadas, hacia ambientes humanos.

Los casos de Hantavirosis, Mal de Junín, Sabiá y otras virosis en América Latina están siendo ocultados por los cómplices burocrático-académicos de la empresa, que impiden cualquier cuestionamiento

Es el aniversario del principal impulsor de los transgénicos en el mundo. A esta altura 76% de los transgénicos son resistentes al herbicida, y gracias a subsidios ocultos la soja transgénica ocupó la Argentina y, de contrabando, se expandió hacia Brasil donde con dinero público (BNDES) se construyó una fábrica del producto.

Diez años después la empresa quiere cobrar royalties a los agricultores argentinos por el uso de semillas “bolsa blanca”, y para eso convocan a autoridades de la agricultura del MERCOSUR, Chile y Bolivia, para que cumplan con las determinaciones multilaterales de la OMC. Y esto también merece regalitos, cantitos y mimitos...

Sebastião Pinheiro - © Rel-UITA - 3 de mayo de 2005