Quienes Violen la Norma Pagarán Multas de Entre U$S 1.600 y U$S 239.000

Reglamentaron el Manejo de Agrotóxicos y Ponen Sanciones

La largamente reclamada intervención oficial en el manejo de los agrotóxicos fue escuchada. Resultó necesario que estallara el problema del río Santa Lucía, para que el Poder Ejecutivo se decidiera a aprobar el decreto que reglamenta para todo el país la gestión de manejo de agrotóxicos. La medida incluye la recopilación y acopio de envases.

La fabricación, comercialización, recolección y acopio de envases derivados de cualquier producto químico que se utilice en la actividad agropecuaria quedó reglamentada. El gobierno decidió extender la medida no sólo a la actividad agropecuaria sino también a la hortofrutícola y forestal.

El decreto quiere evitar -dice el gobierno- los efectos perjudiciales sobre el medio ambiente y por lo tanto puso sanciones y multas que van desde las 50 U.R. hasta las 7.000, según la gravedad de cada caso. Por lo tanto, la multa menor será de $ 32.533, pudiéndose llegar hasta casi 240.000 dólares. Quien aplique o importe productos tóxicos deberá estar inscripto en un registro especial; los fabricantes deberán identificar la toxicidad y destino de los materiales y productos; y quienes apliquen para terceros o grandes usuarios, tendrán que contar con un plan propio de gestión de residuos.

La medida se aceleró notoriamente después que la situación del Santa Lucía amenazó la potabilidad de Montevideo.

Ayer un informe de la Universidad de la República advirtió que si no se toman medidas de inmediato, habrá problemas en el consumo de agua capitalino a corto plazo.

El Poder Ejecutivo aprobó un decreto que reglamenta la gestión ambiental del manejo, reciclaje, recopilación y acopio de envases de productos químicos o biológicos utilizados en la actividad agropecuaria, hortofrutícola y forestal. Las medidas se dirigen a productores, fabricantes o importadores de estos productos. Se aplicarán multas desde 50 hasta 7 mil unidades reajustables a quienes no cumplan con esta normativa.

La Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) convocó a un grupo de trabajo multidisciplinario e interinstitucional en el ámbito de la Comisión Técnica Asesora de la Protección del Medio Ambiente (COTAMA) para analizar y proponer sistemas de recolección, acopio y revalorización de los residuos de envases derivados de productos químicos y biológicos usados en la actividad agropecuaria, hortofrutícola y forestal.

El objetivo es evitar efectos perjudiciales sobre el medio ambiente y procurar experiencias piloto de recolección, descontaminación, y recuperación de envases usados que implementan empresas privadas a través del programa Campo Limpio.

El decreto aprobado reglamenta la gestión ambiental respecto a todos los envases de productos químicos o biológicos —fertilizantes, pesticidas, herbicidas, bactericidas— utilizados en la producción vegetal o animal. Las infracciones establecidas implicarán multas desde 50 UR a 7.000 UR, según la gravedad de cada caso.

Reglamentación

Todo aquel que fabrique, aplique o importe productos tóxicos deberá estar inscripto en un registro que gestionará la DINAMA en coordinación con el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP). Asimismo, deberá adherir a —o presentar— un plan para la gestión, adecuado al caso en el que se incluya. Estos planes estarán sometidos a la aprobación de la DINAMA.

Entre otras obligaciones, los fabricantes, aplicadores o importadores deberán identificar con información básica la toxicidad, el destino y los materiales de los envases, con etiquetas u otros medios que faciliten su clasificación, valorización y tratamiento.

También se les solicitará que presenten envases que minimicen la generación de residuos y faciliten su reciclado. Los fabricantes o importadores deberán funcionar como centros de recepción y asegurar que los residuos sean dirigidos a centros de acopio, según el plan de gestión correspondiente.

En cuanto a los productores que hagan uso de estos productos, la reglamentación exigirá el manejo y la disposición adecuada de los residuos, así como capacitación para el uso, la descontaminación de los envases vacíos y su posterior derivación a los centros receptores.

Los aplicadores para terceros y grandes usuarios deberán contar con un plan propio de gestión de los residuos, según la presente reglamentación. Todo aquel que realice procesamiento o tratamiento de los residuos o materiales que comprende este reglamento, deberá mantener la trazabilidad de todos los procesos, información que estará disponible para futuras inspecciones.

El decreto prevé que, transcurrido un año de su publicación, solo podrán fabricar, formular, importar, distribuir o comercializar de cualquier forma, estos productos quienes hayan cumplido con este reglamento. El Ministerio de Economía a través de la Dirección Nacional de Aduanas controlará la importación de esos productos y bienes.

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente establecerá metas graduales específicas de recuperación de envases y cobertura geográfica para los planes de gestión. El titular de cada plan de gestión deberá presentar un informe anual de desempeño según ciertas pautas establecidas por la DINAMA.

Diario Crónicas, 24 de mayo de 2013.