RAP-AL pide que se prohíba el registro y uso de plaguicidas altamente peligrosos

La situación actual de Uruguay con respecto al uso de agrotóxicos catalogados como altamente peligrosos es muy preocupante y aún más con la incorporación de los cultivos transgénicos, que han resultado en un aumento sustancial de su uso, realidad opuesta a la que se anunciaba con la introducción de este tipo de cultivos.

Los agrotóxicos catalogados como altamente peligrosos por la Organización Mundial de la Salud han sido clasificados como tales por su peligrosidad basada en su toxicidad.

La mayoría de los agrotóxicos utilizados en el país que se encuentran en esa categoría son insecticidas. Para agravar la situación, se continúan comercializando 43 plaguicidas que han sido prohibidos, o retirados, o severamente restringidos o que no han sido aprobados, entre los que se encuentran: aldicarb, arsenito de sodio, azinfos metil, bromuro de metilo, carbofuran, metamidofos, metomil, paraquat y paratión metil. En el caso del arsenito de sodio, único de los plaguicidas fabricados en el país, ni siquiera se dispone de cifras acerca de los volúmenes comercializados.

A esos agrotóxicos altamente peligrosos se agregan otros que, si bien no alcanzan el límite para ser incluidos entre los que provocan toxicidad aguda, tienen la característica de provocar toxicidad crónica, es decir aquella que surge de la acumulación en el tiempo de pequeñas exposiciones diarias a los mismos. Por lo tanto, la lista de los agrotóxicos peligrosos sería aún mayor si se incluyeran estos.

El día 25 de noviembre RAPAL solicitó formalmente por escrito a los ministerios responsables y competentes la prohibición del uso de estos agrotóxicos altamente contaminantes, tanto por su toxicidad en el ser humano como por su alto nivel de contaminación del medio ambiente. Dicha carta fue entregada al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, a la Dirección Nacional de Medio Ambiente, al Ministerio de Salud Pública, y al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

RAP-AL Uruguay
30 noviembre 2005