Día Mundial del Agua
Medidas insuficientes frente a creciente contaminación con agrotóxicos

vea aquí años anteriores: 2007 - 2006

El 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua y Uruguay parece estar en una situación envidiable en el contexto latinoamericano, habiendo logrado una cobertura casi total de acceso al agua potable y a un saneamiento que alcanza a un 81% en la población urbana y a un 42% de la población rural. Sin embargo, dichas cifras positivas esconden el grave problema de la creciente contaminación de nuestros recursos hídricos.

Medida tomadas por las autoridades

El día 27 de febrero de 2008, la Dirección Nacional de Servicios Agrícolas, dependiente del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) resolvió ampliar las restricciones a la utilización de agrotóxicos (a los que denomina “productos fitosanitarios”), debido a los riesgos que implica su uso en las cercanías de corrientes naturales de agua.

A partir de esa fecha, las autoridades prohibieron la aplicación aérea de esos productos a una distancia inferior a los 30 metros de ríos, arroyos o cañadas, así como de lagos, lagunas, represas y tajamares. Al mismo tiempo, se prohibió la aplicación terrestre de los productos fitosanitarios a una distancia inferior a los 10 metros de cualquier corriente natural o fuente superficial de agua. También prohíbe el llenado con agua de las maquinarias de aplicación de agrotóxicos directamente desde corrientes naturales de agua o fuentes superficiales, el cual deberá realizarse siempre mediante el uso de recipientes intermediarios.

Una de las razones esgrimidas para estas disposiciones fue la expansión actual de las áreas de siembra de cultivos extensivos (cereales, oleaginosos y forrajeros), que ha resultado en un importante incremento del uso de agrotóxicos. **

Un pequeño paso en la dirección correcta

Uno de los principales cultivos que dio lugar a esta restricción es la soja transgénica. El área de la soja transgénica en nuestro país ha superado a todos los demás cultivos, llegando al medio millón de hectáreas, trayendo aparejado un uso masivo de agrotóxicos. Los herbicidas y dentro de éstos el glifosato, son los agrotóxicos más utilizados; le siguen los insecticidas (encabezados por el organoclorado endosulfan) y finalmente los funguicidas.

Se comparamos esta resolución con el vacío total que había antes, bien se puede decir que es un avance, ya que hasta ese momento se podía fumigar directamente sobre los cursos o fuentes superficiales de agua. Ahora solo se podrá hacer en algunos casos a una distancia de 30 metros y en otros casos de 10 metros de los mismos.

Cabe al mismo preguntarse como y quien hará el control del cumplimiento de esta resolución, dado que los cultivos de soja transgénica están casi en los patios de las casas. ¿Será posible que se cumpla? ¿O esta resolución será para pretender hacer algo para que todo siga igual?

En la dirección correcta pero insuficiente

Esta resolución fue tomada en base al reconocimiento de que nuestro medio ambiente y en particular nuestros recursos hídricos, están expuestos a un aumento del uso de productos químicos altamente tóxicos. De acuerdo a los datos del MGAP, desde el 2001 a diciembre del 2007 el uso de herbicidas ha aumentado en un 367%, el de los funguicidas en un 140%, los insecticidas en 292% y otros en 387%. Y es importante destacar que muchos de estos ya fueron aplicados sobre los cursos hídricos y aguas superficiales. ***

Lamentablemente, esta resolución no es suficiente para proteger nuestras fuentes hídricas y solo alcanza el nivel de un mero llamado de atención sobre un problema gravísimo como éste. Las distancias establecidas de 30 y 10 metros son irrisorias y con la primera lluvia los productos allí esparcidos terminan contaminando esas fuentes que se pretende proteger.

La repetida historia de los peces misteriosamente muertos

El agua corre, filtra y es solo una. Cuando se contamina un predio, de alguna manera se contamina otro. Los impactos de los agrotóxicos sobre toda forma de vida (incluyendo la humana) son bien conocidos y una de las más dañadas es la vida acuática.

Los pobladores del interior que viven cerca de los cursos de agua lo saben muy bien, ya que han observado repetidas veces peces muertos, así como la escasez de pesca. Muchos de ellos acostumbraban a pescar para su auto-sustento y para vender y ahora les es muy difícil sacar pescados incluso para su propio consumo.

Pescadores de Nueva Berlín y muchos otros asentados en las orillas de los ríos o arroyos conocen esta realidad y están preocupados, ya que de la riqueza ictícola de nuestras fuentes hídricas depende su sustento.

El agua es una sola

¿No será tiempo de establecer restricciones reales a la aplicación masiva de agrotóxicos, que está creciendo en forma alarmante en todo el país vinculada en particular (aunque no exclusivamente) a la soja transgénica? ¿No será hora de pensar mucho más lejos que a distancias de 30 o 10 metros y de pensar en la distancia que media entre un agua pura y un agua contaminada? ¿Entre agua de vida y agua de muerte?

En este día Mundial del Agua hacemos un llamamiento a nuestros gobernantes a que asuman la responsabilidad de proteger de la contaminación a este recurso tan vital para toda forma de vida como es el agua. El agua es solo una. Una gota contaminada, puede contaminar muchas más. Y terminar al final contaminada en su conjunto. Aún es posible evitarlo.

RAPAL Uruguay
22 marzo 2008

Fuentes:
*Agua potable y saneamiento en Uruguay
http://es.wikipedia.org/wiki/Agua_potable_y_saneamiento_en_Uruguay

** Resolución ministerial
http://www.chasque.apc.org/dgsa/

*** Datos anuales de importación - Evolución de las importaciones por kilos
http://www.chasque.apc.org/dgsa/

RAPAL Uruguay
19 de marzo 2008